martes, 5 de julio de 2011

Consejos para un joven escritor. Parte 2.

La primera vez que hice "Consejos para un joven escritor" os hablé de los personajes habituales (chica patosa, chico-dios-griego, chico de recambio, súper amiga al rescate y pija insoportable). Bien con los personaje ya puestos solo tienes que inventar la historia.

¿Cómo? Muy fácil, tú solo tienes que copiarte de otras novelas (después de todo, algunos libros que he leído son copias así que...). Piensa en lo siguiente:

Chica patosa que adora su mundo perfecto (o casi perfecto) se escandaliza cuando sus padres le dicen: "Hija, nos largamos de aquí, puedes llorar pero no eres una maldita niña pequeña". Pensando que se va a morir de asco, descubre un tío buenorro pero a la vez misterioso (Entra en escena el chico-dios-griego.). Ese chico es súper-ultra-más de lo más popular pero se niega a conocer cualquier chica (parece que siempre ha esperado a la chica patosa, porque si no fuese así la historia sería un muermo). Conoce a la súper amiga al rescate (ya os dejo ahí la imaginación) y conoce a un chico que puede ser un buen amigo y que es muy gracioso (después cambiaremos al "mejor amigo imposible" a "chico de recambio" no os alarmeís). Una vez que su vida vuelve a la normalidad descubre que el chico-dios-griego es...(aquí os dejo que la imaginación fluya. El chico-dios-griego puede ser un vampiro, un licántropo, un ángel caído, un hada-medio flor, un tío medio dragón...lo que se os ocurra). Se empiezan a querer la chica patosa y el chico-dios-griego hasta que surge un problema alarmante (y no es que el chico-dios-griego se haya dejado sin gomina, no). Un problema que va a poner en riesgo a la chica patosa y que por eso el chico-dios-griego la salvará y...Fin, ya está. Pero pon un final abierto para preveer que habrá segunda parte.

Vale, vas a una editorial. La editorial te da el OK (si hacen eso, has tenido un milagro porque no dejan a los jóvenes escritores escribir.) Tienes que pensar en algún tipo de portada...


Vale, os voy a poner a prueba. ¿Por qué he puesto estas dos magníficas portadas como ejemplo? Pues mirad, la portada está en tonos oscuros la letras son del mismo color y casi de la misma fuente. Arriba tenemos escripciones que no viene a cuento pero significan que el libro ha sido un éxito al otro lado del océano y bla bla bla. Además, tenemos a unas chicas que ocupan la portada y encima con vestidos que hoy en día no se pone nadie. Aunque este ejemplo no me gusta mucho, voy a poner otro.

Vale aquí se comparte un tema en común: Vampiros. Decidme cuando veís la portada de la izquierda y luego la de la derecha, ¿qué pensaís? Yo lo que pienso es que los creadores de la primera portada no tenían nada mejor que hacer que copiar la portada de Crepúsculo. Fondo negro y una manzana roja que no viene ni a cuento pero que por lo visto significa amor eterno o algo así.

Bueno, en Libro Joven podreís ver más ejemplos para diseñar o copiar las portadas de vuestros libros. Bueno, hasta la siguiente parte de:
Consejos para un joven lector.

Memetin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Páginas vistas en total